pagina de inicio » Guía de planificación de bodas » Empieza aqui » Dificultades del matrimonio

Dificultades del matrimonio

Incluso si son una pareja que se ama mucho, ya sea que se lleven muy bien con la familia del otro o no, habrá dificultades esperándolos en el matrimonio. El matrimonio significa que dos personas son compañeros en los buenos y en los malos momentos, son compañeros de vida y enfrentan dificultades juntos. Por lo tanto, cumplir con las responsabilidades dentro del matrimonio facilitará un poco las dificultades.

¿Cuáles son las dificultades del matrimonio?

Conflicto novia-suegra, novia-cuñada

Cuando se trata de las dificultades del matrimonio, lo primero que le viene a la mente a la mayoría de la gente son los conflictos entre nuera y suegra, nuera y cuñada. Es normal que esto suceda porque estos desacuerdos son uno de los temas que desgastan los matrimonios. La suegra no quiere compartir a su hijo, la cuñada no quiere compartir a su hermano y la nuera no quiere compartir a su marido con otra persona, por lo que los conflictos son inevitables. . Algunas madres, hermanas o hermanos no pueden soportar el hecho de que sus hijos valoren a otra mujer más que a ellos mismos, y tampoco pueden acostumbrarse al hecho de que él tiene otra vida y responsabilidades. En este caso, suele ser responsabilidad del novio gestionar el evento. Por supuesto, esta situación puede cambiar con el tiempo. Una vez que todos se acostumbren unos a otros, esta dificultad desaparecerá. Si la novia trata a la madre de su marido de la misma manera que trata a su propia madre y no olvida que incluso de vez en cuando tiene conflictos con su propia madre, el problema se solucionará. Asimismo, la suegra o cuñada debe aceptar que el yerno tiene una vida diferente a ella y debe ver a la persona que ama como su propio hijo.

Diferencias culturales

En primer lugar, debes saber que cada familia tiene sus propias diferencias, incluso si tú y tu cónyuge provienen de la misma cultura, la misma ciudad o incluso el mismo barrio. Todo, desde la forma en que come hasta sus rutinas de limpieza y de mirar televisión, puede ser muy diferente y, por supuesto, le llevará tiempo acostumbrarse a esto. Su cónyuge puede roncar mucho o ser muy activo mientras duerme, y éstas también se encuentran entre las dificultades del matrimonio. Recuerda que no podrás conocer completamente a la otra persona hasta que empieces a vivir en la misma casa. Mientras ames y respetes a la persona con la que te casas, te acostumbrarás a todo esto. No se deje intimidar por las dificultades del matrimonio.

Nuevos familiares

Cuando se trata de las dificultades del matrimonio, los innumerables nuevos parientes también son uno de los eventos más intimidantes. Esto le resultará difícil al principio, especialmente si no le gusta mucho visitar a sus familiares. Su cónyuge probablemente querrá visitar a muchos parientes que solo vio una vez en la boda y que no conoce durante las vacaciones, y estar en un ambiente lleno de gente que no conoce puede ser un desafío para usted.

Falta de tolerancia

Si no eres una persona tolerante, los detalles que no te llaman la atención, especialmente en las primeras etapas del matrimonio, empezarán a molestarte uno a uno en los años siguientes. Si no pueden aceptarse mutuamente con sus defectos y errores, el matrimonio realmente los pondrá a prueba.

Restricción de libertad

Una de las dificultades del matrimonio es que si eres una persona que ama tu libertad, no puedes salir y deambular como quieras, como puedes hacerlo cuando estás soltero. Sabes que tienes un cónyuge esperándote y tienes que actuar de acuerdo con las reglas que has creado en tu matrimonio. Ya no puedes ver a tus amigos con tanta frecuencia como antes.

Tener hijos temprano

Entre las dificultades del matrimonio, una de las cuestiones más importantes es tener y criar un hijo. Tener un hijo conlleva mucha responsabilidad. Criar a una buena persona no es fácil. Te enfrentarás a muchas responsabilidades materiales y morales, y si no estás preparado para ello, te resultará muy difícil. Por lo tanto, lo más lógico sería ignorar la presión ambiental y tener un hijo cuando se sienta preparado. Además, sería una mejor opción dedicar los primeros 2 años de matrimonio a su cónyuge y a usted mismo, tanto para conocerse mejor como para disfrutar de su matrimonio.

Mensaje de navegación

  • Cuando leí tu artículo, realmente me alejé del matrimonio 😀 bromas aparte, gracias a ti, enfrenté la realidad del matrimonio en lugar de mi sueño, y ahora estoy en una situación realmente confusa.

  • Creo que la primera dificultad del matrimonio comienza después de que decides casarte. El proceso con todas esas familias interviniendo hasta esa noche de bodas es muy agotador. Creo que las relaciones de las personas podrían continuar de manera más saludable sin ese proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *